Los funcionarios electorales del condado cuentan con 30 días después de las elecciones para terminar el escrutinio oficial. 38 días después de las elecciones, el Secretario del Estado certificará los resultados de las elecciones. Si la mayoría de los votantes votan a favor de la remoción, un nuevo Gobernador prestará juramento y tomará posesión del cargo.