Crear un entorno seguro para los trabajadores de las casillas y los votantes es una de las principales prioridades. A los trabajadores de las casillas se les proporcionarán mascarillas, protectores faciales, guantes, desinfectante para manos y suministros de limpieza. Las superficies de mucho contacto se limpiarán a lo largo del día.

Si hay una orden de usar mascarilla en vigor, se les ofrecerá una a los votantes que lleguen sin mascarilla.